El domingo 24 muchas almas bellas danzaron conmigo en el Taller «Danzar el Silencio», desde Venezuela, Mexico, Argentina, Paraguay, italia, Colombia, Marruecos, Honduras y España, una aldea global danzante y conectada, compartiendo el sublime y divertido aprendizaje de escuchar la Musica de nuestros cuerpos en Silencio.

Acá comparto algunos comentarios y fragmentos de la experiencia, y les animo a marcar en su agenda la fecha del proximo: 7 de junio!

«Sentí estar adentro de una obra de arte, creada con mucho amor por vos» Luisa, Italia

«Cuando nos dedicamos al silencio, nos damos cuenta de los sonidos y las voces que generalmente pasan desapercibidos. Es un ejercicio que deberíamos hacer más a menudo para aprender a escuchar de verdad, a lxs otrxs y a nosotrxs mismxs. A mï el taller a mí me ha movido cosas, ahora necesito tiempo y silencio para que se asienten y verlas. Mil gracias, cada taller es un descubrimiento» Michela, Honduras

«Gracias Chiara, ha sido una experiencia preciosa, muy luminosa y con muchos aprendizajes de mi misma, y lo que la danza le puede traer al corazón, y el silencio puede dar a la claridad y la calma.»Cecilia, Argentina

«Mi cuerpo no piensa en el peso que tiene. La música lo llama a moverse y disfrutar y con los ojos cerrados sentí ligereza. Lo gocé. La elección de música exquisita. » Penelope, Mexico

«Los talleres son al mismo tiempo divertidos, llenos de aprendizajes y sanadores!» Delphine, Marruecos

«Tu musica complementa los pensamientos y resuena en el cuerpo y la piel. Mismo en silencio el cuerpo sigue respondiendo.» Christine, Belgica

«Buenísimo, Chiara. No sabía que podía hacer estos movimientos todavía!!!» Rosa, Paraguay

«Gracias Chiara y gracias a la gente que ha compartido. Ha sido bello y he descubierto avances en la conexión con mi cuerpo que no sabía que estaban, ahí. Amo en la misma medida la música y el silencio, y la conexión con el cuerpo esta en mi lista de tareas asique genial.» Araceli, España

«Muchisimas gracias por poder participar en esta actividad, es intensa y llena de luz» Marta, España

«Muy movilizante, sentí mi cuerpo y solté mis dolores. Muchas gracias» Claudia, Paraguay

«Agradecida, me llevo la conexión de escuchar más el cuerpo» Adriana, Venezuela